Ing. Dimas Jiménez Mendoza

Hace una década, en una convención realizada en la Universidad de California de Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en inglés), el ingeniero Dimas Jiménez Mendoza escuchó a un ponente estadounidense decir que México carecía de innovaciones tecnológicas. Hoy el egresado del Instituto Politécnico Nacional (IPN) está por convertirse en proveedor de alimento espacial para la NASA, gracias al desarrollo de comprimidos de mango y mamey naturales.

“Aquella persona dijo que México no tenía ciencia ni innovaciones tecnológicas propias, que todo era una copia de lo que hacían ellos. Entonces levanté la mano y dije no estar de acuerdo, que yo tenía algo que cien de ellos no habían podido hacer, y le enseñé mi primer muestra de aguacate en polvo”.

El también empresario se refiere a otro de sus desarrollos tecnológicos: una presentación de aguacate en polvo, la cual está por comercializar a través de su empresa: Qunasa, S.A. de C.V. “Somos la única empresa en el mundo que tiene el aguacate en polvo y puede producir una tonelada al mes, otros laboratorios dicen tener el producto pero sólo pueden elaborar 2 o 3 kilos y por liofilización”.*

El polvo de aguacate de Quinasa tiene una vida de anaquel de un año y puede resistir temperaturas de hasta 40 grados sin sufrir cambios notables en su estructura; además, no necesita refrigerarse.

De acuerdo con el ingeniero, ya han comenzado ha exportar algunas muestras de aguacate en polvo en presentaciones de cuñetes (barriles pequeños) de 30 kilogramos y sobres de 30 gramos a Guatemala, Colombia y Francia. “Una vez que el producto pegue en el mercado pasaremos a la etapa industrial; necesitaremos producir de 10 a 20 toneladas mensuales y para ello buscaremos un socio estratégico, el cual podría ser Gruma o Sabritas, empresas con las cuales ya tenemos algunos acercamientos”.